La condensación pulmonar es una “solidificación” del tejido pulmonar debido a la acumulación de material sólido y líquido en los espacios aéreos que normalmente se habrían llenado con gas. La causa más común del síndrome de condensación pulmonar es la neumonía (inflamación del pulmón), ya que los desechos celulares, las células sanguíneas y el exudado se acumulan en los alvéolos (sacos de aire) del pulmón.

La condensación puede ser irregular en la distribución y afectar sólo a ciertos lóbulos del pulmón, aunque puede estar muy extendida y afectar a lóbulos enteros del pulmón. Puede ser completa o incompleta. Aunque el término “condensación” se usa a menudo de manera flexible y se asocia con la neumonía, también puede ocurrir por varias otras razones.

La acumulación de sólidos y líquidos no se aísla a los espacios aéreos y el parénquima pulmonar circundante también puede ser edematoso. Esto afecta la capacidad del pulmón para expandirse y permitir el intercambio de gases entre los espacios de aire y los vasos sanguíneos en el tejido pulmonar.

Signos y síntomas del síndrome de condensación pulmonar

Algunos de los síntomas más prominentes pueden deberse al proceso de la enfermedad en sí. Los pacientes también reportarán falta de respiración/dificultad para respirar (disnea) que depende del grado de condensación, respiración ruidosa y otros ruidos respiratorios anormales. La palidez o la cianosis también pueden estar presentes, así como la tos.

  • Palpaciones
  • Sonidos respiratorios anormales: respiración bronquial y egofonía
  • Fricción
  • Reducción unilateral de la expansión torácica

síndrome de condensación pulmonar

Causas de la condensación pulmonar

La neumonía (neumonía lóbica y broncopnemonía) es la causa más común de condensación pulmonar. Aunque la neumonía puede deberse a un sinnúmero de causas, la condensación con frecuencia se observa con neumonía infecciosa en las etapas media y tardía. Las características radiográficas pueden variar dependiendo del tipo de patógeno responsable de la infección.

La condensación pulmonar también se puede observar con neumonía no infecciosa, como la neumonía por aspiración, en la que el material extraño (sólido, líquido o gaseoso) entra en los espacios pulmonares y daña el parénquima. La mayoría de las otras causas de condensación pueden llevar primero a la neumonía, que luego resulta en la condensación.

Otra causa de condensación pulmonar puede incluir

  • Atelectasia (pulmón colapsado)
  • Infecciones (pulmón)
  • Actinomicosis
  • Ascariasis
  • Aspergilosis (invasiva/infección o alérgica)
  • Blastomicosis
  • Criptococosis
  • Quiste hidátido
  • Sífilis
  • Edema pulmonar (líquido en los pulmones)
  • Tumores del hígado

Más información en los segmentos pulmonares.

Síndrome de condensación pulmonar
5 (100%) 1 vote